Estas son las líneas que dan sentido a nuestro esfuerzo,

los testimonios de las mujeres que un día gritaron ¡Comienzo hoy!

 

“Ha valido mucho la pena inscribirme en vuestro reto. Mi valoración es muy buena, he aprendido muchas cosas y aunque no he logrado las metas con las que inicié el reto, me he dado cuenta de algo mucho mejor: que me da igual si tardo 7 semanas más o 7 años, tengo la certeza de que quiero cambiar y tener una vida más saludable física y emocionalmente.  Ahora, gracias al reto, ya tengo muchas ideas para llevarlo a cabo. Esta certeza me causa un bienestar enorme.

Y si miro atrás no ha estado nada mal, he conseguido incorporar varios buenos hábitos que no pienso dejar, ya que ahora estoy menos cansada, tengo más ganas de hacer cosas y esto me hace mejor en todos los ámbitos de mi vida.

Raquel nos acompañó en el reto Renuéva-T
.
.
“Estoy muy feliz, orgullosa y satisfecha, de haber tenido el coraje y el compromiso de unirme al reto. Realmente necesitaba aire puro y  reencontrarme conmigo… No les voy a vender que fue fácil, porque es duro verse y no gustarse, no reconocerse… 
El bajar de peso fue la meta que me propuse en el primer encuentro,  pensaba que tenia que llegar a eso. Bajé la resistencia a decir: no me gusta esto o aquello porque no estoy acostumbrada. Me animé a probar cosas nuevas que me hicieron sentir muy bien, y que no pienso abandonar. Comencé a prestarle atención a sentirme bien, escuchar mi cuerpo y no tanto a la bascula.
Tomé el consejo de ser dueña de mis tiempos, valorarlos, planificar más, organizarme y tener tiempo para mi y disfrutarlo… gratificarme por los logros y les puedo asegurar que me siento mas dueña de mi.
¡Hoy al pesarme llegué a la primera meta! Me queda un largo trecho aún, es solo el comienzo, hoy es el primer día de mi reto personal y mañana también lo será. 
Gracias a ambas por todas las herramientas que pusieron a nuestro alcance. Entendí que hace falta un compromiso real y personal, solo uno puede hacer algo para cambiar y mejorar.”
Andrea nos acompañó en el reto Renuéva-T (primavera 2017)
 .
.

“Hola Rebeca y Lucía … quiero daros las gracias y felicitaros por el proyecto. He conseguido adelgazar 6 kilos y ya me estoy poniendo ropa abandonada que estaba esperando a mi antiguo yo. Estoy muy contenta porque ya lo había intentado antes y no veía resultados y eso que llevaba una dieta sana que tampoco era para no perder esos kilos que pillé en el embarazo. Me he encontrado a mí misma, me he vuelto a ilusionar y a prestar interés en mi. Me siento guapa y me cuido y me gusta y los que me rodean lo están notando.Me lo he pasado muy bien aprendiendo con las recetas, que son buenísimas, y he descubierto verduras y alimentos desconocidos. Los consejos y los vídeos también me han gustado mucho. Lo dicho, lo mejor que he hecho este año es apuntarme a vuestro reto.

Muchisimas gracias a las dos porque habéis sido la llave de mi puerta interior. Como bien decís en el ultimo tip hay que quererse uno mismo para poder querer a los demás. Gracias a vosotras yo he encontrado esos momentos realmente míos (al esperar los mails de cada mañana, haciendo la lista de la compra, practicando el saludo al sol y esos hipopresivos!!!, realizando recetas impensables…..) Han sido momentos en los que el objetivo era yo misma y cuidarme a mí. Ha sido una gran experiencia este reto y no descarto volver a ponerme en vuestras manos otra vez. Así que esto no es un adiós sino un hasta luego!!!!! Muchísimos besos a las dos, sois increíbles.
Un placer haber caminado juntas este tramo del sendero de mi vida.”

Idioa nos acompañó en el reto Operación ombligo bonito 2 

 

fotocarmencolumnafucsia

 

No sé cuánto tiempo hace que encontré a Rebeca: la verdad, cada vez procuro menos «cuantificar» los acontecimientos que suceden en mi vida. Me refiero a asignarles un número, aunque a veces sea inevitable. Prefiero recordar las sensaciones que generaron en mí.

Conocerla marcó el inicio de una crisis vital. Cuidado, la palabra crisis no tiene por qué significar algo negativo. Entendámosla en este contexto como un momento decisivo. Gracias a ella aprendí que la culpa no existe, ya lo expliqué hace meses en mi blog.

Pues no, no existe. Y darte cuenta de ello es algo liberador. Es tan cansado vivir sintiéndose culpable, sometido al juicio universal de la culpa que, cuando encuentras a una persona que te hace pensar sobre ello, y te ayuda a concluir que la culpa no sirve para nada, no puedes hacer otra cosa que guardar ese momento y esa persona en tu corazón.

Ese paso fue fundamental para poder dar los siguientes. En aquel momento yo aún no sabía el camino que iba a recorrer. Sí que intuía que algo acabaría pasando, solo por el intenso deseo de cambio que albergaba en mi interior. A veces con cierto escepticismo, en otras ocasiones con escaso convencimiento, pero otras con muchísima energía, fui avanzando hasta llegar al momento en el que me encuentro actualmente.

¿Y dónde me encuentro hoy? En la actualidad vivo una etapa en la que estoy recogiendo el fruto de mi trabajo. Un trabajo que he desarrollado sin sentir esfuerzo. Sé que esto puede parecer difícil después de lo que voy a contarte, pero es la verdad.

Para mí es complicado hacer público algo tan íntimo, hay cuestiones que cuesta compartir, a pesar de lo expuestos que ya estamos en general. He tardado en tomar la decisión de hablar sobre ello, pero al final ha prevalecido la posibilidad de poder ayudar a una persona, solo a una. Con eso me basta. Si yo hubiese encontrado un testimonio así hace unos años lo hubiese agradecido tanto… Por eso escribo estas líneas imaginándome que tú, que me estás dedicando parte de tu tiempo, puedes estar buscando alguna respuesta a lo que te sucede. Y que quizás mis palabras puedan representar esa respuesta.

Recuerdo cuando pesaba 21 kilos más y las personas me decían: «pues no sé por qué estás gorda, tú comes sano». Y sí, yo comía sano, pero lo hacía cuando estaba delante de la gente, en público. Cuando estaba sola no comía sano, comía mucho y mal. Me daba atracones, sí. Ya lo he dicho. Comía muchísimo, mucho (permíteme que me guarde los detalles), en muy poco tiempo, y en privado.

¿Qué por qué lo hacía? Este fue el segundo gran paso de mi camino. Lo hacía porque gestionaba de manera incorrecta mis emociones. Si estaba cansada, comía. Si estaba triste, comía. Si estaba nerviosa, comía. Incluso si estaba contenta, lo celebraba comiendo. Hacía lo fácil difícil. Tuvo que venir otra persona llamada Rita para enseñarme que, si estás cansada, debes buscar un ratito para descansar. Que si estás triste, a lo mejor necesitas aceptar esa tristeza y llorar, no recurrir a la comida pensando que así dejarás de estarlo. Lo mismo si estás nerviosa, ¿no sería más fácil buscar una actividad que te relaje? Y si lo que quieres es celebrar tu alegría, baila, canta, cuéntaselo a alguien, pero no te premies con comida.

Si no sabes hacerlo correctamente acabas siendo una adicta a la comida. Sí, igual que hay adictos al alcohol, a las drogas o al juego, la persona que come de este modo lo hace compulsivamente, con ansiedad, tratando de ocultar su nula gestión emocional con una sustancia. En mi caso todo comenzó después de ser madre, otro de los momentos de crisis en mi vida. La falta de tiempo, ser la última para todo, la presión de tener que hacerlo bien, compaginar trabajo y familia, luchar para ser la mejor en todo… El alto nivel de exigencia con el que yo me medía impedía que me permitiese equivocarme, me castigaba continuamente. Esa actitud acaba generando tal insatisfacción que es inevitable no tocar fondo.

En mi caso fue necesario aprender por qué hacía lo que hacía para empezar a ponerle remedio. Me enseñaron a canalizar las emociones de manera correcta. Comprendí que era necesario hacer deporte, que el deporte es sanador. Y que necesitaba la ayuda de un profesional para reconducir mi relación con la comida y así re-aprender a comer bien, con sentido común.

Qué fácil parece y qué difícil es hacerlo, lo sé. Pero se consigue, claro que se consigue. Y eso lo saben muy bien las dos fascinantes mujeres que están detrás del #RetoConectaT. Creo sinceramente que la oportunidad que te brinda Comienzo Hoy es única y mágica: es el primer paso de ese camino que quieres iniciar, pero que no sabes por dónde hacerlo. Conectar con la vida sana y alimentarse con conciencia, como ellas dicen, merece tanto la pena… Merece tanto la pena cuidarse… por tantos motivos…

Te animo a que lo hagas. Sé que, si estás abierta al cambio, vas a vivir una crisis vital que recordarás para siempre, permitiendo que vuelvas a conectar contigo. Deja que Rebeca y Lucía te ayuden a conseguirlo.

Un beso enorme.

Carmen tiene un blog, La columna fucsia, quizá te guste leerlo.

 

Más de 500 mujeres formaron parte de nuestro reto #operaciónombligobonito, estos son los testimonios que compartieron con nosotras

Raquel Peñalver: es la primera vez que estoy satisfecha conmigo misma y con los resultados

Mi gesto diario es el de tomármelo con calma. Es la primera vez que estoy consiguiendo seguir unas buenas pautas alimentarias sin obsesionarme con el tema de la báscula y sin restricciones, por lo que prima el sentido común, sí, eso que todos sabemos pero que no aplicamos, el comer saludable sin llegar ni al extremo del todo o el nada…y debo decir que es la primera vez que estoy satisfecha conmigo misma y desde luego con los resultados!! 4,5kg en 20 días es más de lo que esperaba,  sobre todo teniendo en cuenta que tengo mis caprichos  Así que mi pauta es comer sano sin tomar eso como una “dieta”

A mi si ha habido algo que me ayudase, ha sido precisamente leer testimonios con los que me identificaba, así que ojalá el mío le sirviese a alguien!! A mí me ha costado muchos años cambiar el chip (o hacer click como dice María Corbacho) muchos años de miles de dietas bárbaras e imposibles…cuándo lo más sencillo está al alcance de cualquiera. Eso sí, ni milagros ni pérdidas de peso ultra rápidas, todo a su tiempo, sin prisa pero sin pausa. 

—————————

María Dolores: soy un poquito más feliz y estoy encantada

No soy muy “dada”  a escribir en foros, dar mi opinión de las cosas ni nada parecido…pero hoy me siento inspirada y quería que  “mi primera vez”  fuera con vosotras.

Yo no sé si ha sido EL RETO, si está siendo EL CAMBIO DE ESTACION, o qué leches me está pasando que he empezado a cambiar pocas y pequeñas cosas en mi vida y me encuentro mucho mejor que hace un par de meses.

Os escribí hace poco porque me encontraba deprimida y creo que toqué tanto fondo que ya no podía mas y dije..hasta aquí hemos llegado…. Acepté el reto, (sin saber muy bien qué era en realidad, esperando un poco a que me diérais la fórmula de la felicidad…o algo parecido, no sé).

El caso es que poco a poco y sin darme cuenta he empezado a tomar las riendas de mi vida.

Me tomé el gimnasio más en serio, voy a una dietista y he perdido en un mes 3,5 kg, cosa que me ha subido el ánimo muchísimo, me arreglo como antes, me apetece salir, hacer cosas, estoy de buen humor, me dedico un poco de tiempo a mi, a hacerme exfoliaciones (y funciona de verdad porque tengo la piel mucho mejor) a ponerme mascarillas, cremas y demas (en definitiva a mimarme un poco mas), he retomado mi vida sexual (que estaba un poco olvidada) me he apuntado a una academia para opositar y por primera vez desde hace muchos muchos años…he celebrado mi cumpleaños con veinte personas mas (algo impensable hace algunos meses por mi estado depresivo…) en definitiva, soy un poquito más feliz y estoy encantada.

Creo que he vuelto a ser la persona que era y que desapareció de repente…

Echando la vista atrás creo que las líneas que nos escribís cada semana han hecho que me replantee muchos aspectos de mi vida y que de verdad tome las riendas de ella haciéndome responsable de mi felicidad y no quejándome de todo lo que pasa a mi alrededor sin mover un dedo para cambiarlo.

Así que solo me queda daros un enorme GRACIASSSSS de corazón porque yo creo que las “culpables” de todo lo bueno que me ha pasado sois vosotras.

Gracias Rebeca por contestar aquella carta que envié hace unos meses porque significó un antes y un después.  Y lo mejor de todo es que recuperé la fuerza de voluntad que necesitaba para cambiar un poco yo sola sin la ayuda de un profesional.

Gracias una vez más

——————————-

Miriam García Mendoza: “Si no te quieres tú, cómo vas a hacer felices a los demás”

Hoy vengo con un balance.. cada una hemos empezado o iniciado este reto con distintos objetivos, y ahora que estamos en la recta final me he parado a pensar en todas esas cosas que he cambiado y que han hecho que me sienta mejor, igual pueden parecer cosas poco importantes, o cambios insignificantes, pero para mí han sido unos pasos que me están ayudando a ser la persona que quiero llegar a ser.
– tomar menos azúcar, no me aportaba nada y me he dado cuenta que antes tomaba azúcar con café y no disfrutaba del sabor del café con todo lo que me gusta
– hacer más ejercicio, salgo a correr de lunes a viernes, todas las mañanas y solo falto cuando llueve y no puedo hacerlo por la zona en la que vivo
– pensar más en las cosas que me gustaban hacer y empezar a hacerlas de nuevo
– mirarme en el espejo y decir “hazlo por ti”

Y aún hay unas cuantas cosas más que me están sentando de lujo… pero quería compartir con vosotras algunas de ellas, y quiero que sepáis que lo importante es hacer las cosas por uno, porque si tu no te sientes bien, no te encuentras bien, cómo vas a hacer feliz a los que te rodean?

——————————–

Ana María Blanco Mayor:”GRACIAS”

Buenos días! Todavía no había escrito ningún post, me he dedicado a seguir pauta tras pauta (en la medida de lo posible), a leeros y a ir tomando nota de todo lo que íbais aportando, y sólo puedo decir GRACIAS!! Es buen momento para hacer balance y quiero compartirlo con todos vosotros: 5 kg perdidos (he llegado a los 60kg! Yuhu!), eliminación de mi ingesta diaria de harinas refinadas y azúcar refinado y dos horas semanales de zumba! Realmente no he tenido que hacer una dieta estricta; con quitarme las harinas refinadas, haber empezado a hacer deporte y cenar ligero y temprano, he perdido esos 5kg. Pero lo más importante es que ahora me siento muy orgullosa de mí misma y mucho más feliz. Así que, nuevamente, GRACIAS de corazón. Sin vuestro reto no lo hubiese conseguido, estoy segura.

——————————————-

Marcela Mena: “No me rindo”

‪#‎yoconfieso que hay días en los que no me dan las fuerzas, que he estado a punto de abandonar, que no he cumplido a cabalidad todo, pero que no me rindo, lo de ombligo bonito yo mas que nadie se que es simbólico, que yo especialmente nunca tendré un ombligo de modelo de revista, mi ombligo quedó destruido luego de una cesárea transversal que fue necesaria para salvarle la vida a mi niña que aún no nacía, pero es mi “medalla corazón púrpura” así que por mis hijos, por mi familia y especialmente por mí, voy a seguir adelante, manteniendo un estilo de vida saludable y una actitud positiva, queriéndome a mi misma, elevando mi positivismo, aceptandome tal y como soy pero sin abandonarme, aprender que mi reto es mío, pero el triunfo es de tod@s… A por ese ombligo bonito! (Y de paso por a un culo reducido jajajaja).

———————————–

Ysomar Méndez: “Sé qué puedo perder más”

Tengo muchos días sin escribir, quería darles las gracias por sus consejos y sugerencias. Gracias a mi paciencia y mi actitud positiva, voy camino de perder 5 kgs y eso es muy positivo para mi. No por la cantidad sino porque se que puedo perder muchos más y luego mantenerme.

—————————————–

Miriam:”He empezado a tomar las riendas de mi vida”

Buenos días, hace bastantes meses que seguía a Eva, me fascinaba su manera de escribir, de expresarse.. esa manera de plasmar emociones y sentimientos me hacía sentirme “cerca” de ella.

Pude participar en su curso “autoestima up” y algo en mí empezó a cambiar. Gracias a ella me apunté al reto de Comienzo hoy, y no era por una cuestión de sobrepeso, si no de “carga”, una carga emocional que hacía que me sintiera como si tuviera más de 30 kilos a mis espaldas y pesaran cada día más y más.

Entonces descubro a un montón de mujeres (y a algún hombre) que no se sienten bien, que también piden a gritos un cambio en sus vidas y que empiezan a tomar las riendas de ella.. yo incluida.

He podido conocer qué alimentos me vienen mejor y peor, he cambiado mi manera de alimentarme y ahora es más sana, más limpia… me he dado cuenta que hay que proponerse las cosas para conseguirlo, que no basta con decir “estoy en ello” y que requiere un esfuerzo.

Sigo con mi peso, mi peso físico no se ha movido, pero si me he liberado de muchas cosas que no me sentaban bien y que hacían que mi paso se frenara..

No quiero que nada ni nadie me pare… y ahora que pretendo enseñar el ombligo estoy dispuesta a seguir luchando.

Gracias por todo

—————————————————

Alfonsi Gordillo; una valiente que aceptó el reto

Hola, chicas, si podéis utilizar mi nombre, no quiero ser anónima, me encuentro bien y quiero que todo el mundo se entere, mi experiencia no ha podido ser mas positiva, cuando me apunte al reto lo he dicho mil veces, no estaba segura, tampoco tenia muchas ganas, empece un poco porque si….., lo conocí a través de ti Lucia por aquel entonces estaba buscando aplicaciones de patchwork, y te encontré, después al reto y encontré a Eva y Rebeca. Eva motivadora cien por cien y Rebeca con sus hipopresivos, que me encantaron.

Decidí empezar con la sal, que era lo que menos me costaba, luego el azúcar, la leche, el limón por las mañanas, las cosas integrales, las verduritas de todo tipo y sobre todo a quererme eso fue la clave, quererme no lo he conseguido del todo pero si es cierto que si tu no tomas la decisión de cambiar, nadie la tomara por ti y que si no haces algo todo sigue igual y como no me gustaba para nada mi vida de antes decidí hacer el cambio y lo iba consiguiendo poco a poco despacito, y cada vez mas animada con el apoyo de vosotras y de todas las compañeras del reto, hasta llegar aquí a este momento, me faltan muchas cosas, soy super-vaga para hacer ejercicio, solo me gusta andar, y bueno pues a andar, voy andando al trabajo y vuelvo andando, no es demasiado el trayecto pero menos es nada.

Pero estoy más segura de mi misma, animada desde el minuto cero, tengo mis bajones claro, pero ahora no lo pago con la comida, he empezado a quererme y me doy cuenta, con tristeza que he perdido mucho, mucho tiempo, pero da igual, esto es lo que quiero y estoy segura que voy a conseguir muchas mas metas. No sabéis que poder tiene ese compromiso…COMIENZO HOY

———————————————-

El gran cambio de Amparo

Hola chicas

Tengo que admitir que me llegó a la vez vuestro reto y mi decisión de ponerme a dieta por fin.
Me sobraban unos 20 kilos. Casi siempre he estado gordita, rellenita…y desde los 30 , gorda. Lo sabía pero no estaba mentalizada a hacer dieta.
Cuando al final del verano me pesé y con horror vi que pasaba 94 Kg casi me desmayo (solo mido 1.55cm) , fue el momento en que dije AHORA es el momento.

Ya estaba con la terapia que os he comentado, la biodescodificación, buscando mis bloqueos emocionales, mis complejos y demás… y entonces me llegó el correo de Mamá Convergente : El reto comienza HOY. No podía ser de otra manera. Todo me decía que era el momento.

Hago una dieta llamada “dieta para los Adictos a los Hidratos de Carbono” que me va muy bien. A parte intento seguir los pasos que dais.

Ando casi todos los días, un mínimo de media hora a una hora. Ya he conseguido que sea un hábito y me falta cuando no puedo salir.

Ahora estoy empezando con los abdominales hipopresivos y mi hija de 13 años también.

He procurado eliminar lo mas posible el azúcar blanco y los dulces.

La coca-cola (y cualquier refresco gaseoso) ya solo la tomo en las comidas familiares el fin de semana o en ocasiones especiales.

Vuestros post me han ido dando motivación, ideas , caminos a seguir….yo ya trabajaba mi autoestima, y vosotras me habéis ido dando esos pequeños empujoncitos. He conseguido ver lo maravillosa que soy, si , si… sin vergüenza.. SOY LA CAÑA, jajajaja….Soy una gran mujer, una buena madre, trabajadora, cariñosa. Con gran gente a mi alrededor y rodeada de amor.He aprendido a alejarme de la gente tóxica y si no puedo alejarme conseguir que no me afecte su energía negativa.

Tras 43 años por fin me miro en los espejos, no los evito. Me gusto, si con michelín, pálida o con ojeras…soy guapa y atractiva. No hace falta ser una top model para ser sexy.
Estoy aprendiendo que todo depende de mi, de como yo hago que las cosas me afecten. Soy la dueña de mi vida. Ya no echo la culpa a nadie ni busco excusas.

Ahora con el Reto Ombligo bonito voy a seguir el camino. Me da igual bajar 10 kg mas ó 20kg. Aunque no bajara mas , no me importa, por que por fin he aprendido lo mas importante : quererme.

 

Si quieres compartir tu experiencia en alguno de nuestros retos escríbemos a si@comienzohoy.com.

 

 

 

Nuevo reto

Suscríbete al blog

Testimonios

Los temas del blog

Últimas entradas