Nuestra escuela de vida

Los seres humanos evolucionamos y creamos nuevas maneras de acceder a más comodidades, seguridades y maneras de aprovechar el universo tal y como  lo conocemos. En esa evolución y sin darnos cuenta vamos perdiendo nuestra capacidad de entender nuestras verdaderas necesidades, las que tendrían que ser los pilares en los que se asientan los demás aspectos del ser humano. Rápidamente se van perdiendo  o directamente no nos han sido enseñados y transmitidos de manera adecuada.

Así , por ejemplo, podemos ser muy buenos profesionales, tener vidas cómodas con buenos sueldos o haber creído conseguir todas nuestras metas, pero no sabemos cómo alimentarnos mejor, tener unas postura más amable o respirar para no estresarnos.

Paradójicamente, el mercado está atestado de publicaciones, programas, panfletos que nos dicen alto y claro cómo tenemos que vivir, cuáles son las pautas para optimizar nuestra calidad de vida, en definitiva, nos dan consejos de bienestar y belleza que en  nuestra experiencia han empezado a entrarnos por una oreja y salirnos por la otra…¿por qué?

  • por la saturación de los mensajes
  • por la poca credibilidad de las fuentes
  • por la baja calidad en los contenidos
  • por el poco tiempo que tenemos,  no nos da la vida para poner en práctica tanta reforma

Comienzo hoy, aparte de ser un un grito de guerra que nos recuerda que no debemos posponernos, que no debemos retrasar lo verdaderamente importante, es una escuela experiencial de vida. Experiencial  porque te hablamos desde la experiencia. Del boca oreja, de lo que vemos que funciona y decidimos probarlo, porque damos crédito a quien nos lo ha contado.

Nuestro “yo lo he probado y funciona” se ofrece desde la complicidad y la empatía con una Comunidad de mujeres que tienen un objetivo común: aprender a quererse mejor, a cuidarse desde un lugar distinto al conocido y desde la humildad absoluta de no presentarnos como nutricionistas ni psicólogas ni deportistas de élite ni influencers. Todo nos parece legítimo, pero en Comienzo hoy lo que más nos importa es la conexión con la Comunidad, y eso se consigue con elementos no cuantificables como el cariño, el rigor y la  cercanía que ponemos en el proyecto.

En Comienzo hoy tratamos infinitud de temas para que nuestras seguidoras puedan vivir más tranquilas, sanas y felices y son temas muy transversales; desde recetas nutritivas pero atractivas a técnicas de respiración, cómo fortalecer tu suelo pélvico, gestionar mejor tu tiempo, mitigar la ansiedad o embellecer su piel.

¿Cómo trasladamos este deseo a las mujeres de nuestra Comunidad? Les proponemos retos, desafíos en los que las alentamos a mejorar su alimentación, su cuidado personal, a pensar en sí mismas, a quererse, a aumentar su autoestima y su seguridad.

Cientos de mujeres se han sumado ya a nuestros retos y hoy pueden asegurar que sí hay una forma de vivir mejor, más felices, más conectadas con ellas mismas, con más energía vital, más conscientes y con un mayor equilibrio y bienestar.

Cuidarse no es gastarse un dineral en productos de belleza, pasarse la vida a dieta, matarse en el gimnasio y lucir “perfecta“. Cuidarse es quererse, mimarse, ocuparse de las necesidades importantes que tenemos. Es lograr un equilibrio, un bienestar que nos haga fuertes para vivir nuestra vida con optimismo, alegría y seguridad.

De eso va nuestra escuela de calidad de vida. VIVIR  en su máxima expresión, es nuestro objetivo último.

Si quieres conocer quién está detrás de este proyecto, lee sobre nosotras en este enlace.